Diccionarios monolingües y recursos en línea en español

Son numerosos los recursos de los que uno puede servirse a la hora de traducir. Hoy voy a hablaros de los diccionarios monolingües que, como si propio nombre indica, son aquellos diccionarios cuyo contenido aparece en una única lengua.

Antes de pasar a las recomendaciones, cabe destacar que un diccionario monolingüe puede ser una herramienta clave por muchas razones. Pongamos que estamos traduciendo un texto del inglés al español y  nos topamos con una palabra cuyo significado desconocemos o no tenemos claro del todo. En estos casos, recurrir al diccionario monolingüe es una excelente idea. ¿Por qué? Pues por muchos motivos:

  • Desciframos el verdadero significado de la palabra y, así, evitamos caer en la trampa de los famosos false friends.
  • Aprendemos otras colocaciones de la misma palabra y, por lo tanto, enriquecemos nuestro conocimiento de la lengua en cuestión.
  • Si utilizamos un diccionario monolingüe tanto de la lengua de partida como de la lengua meta, podemos comparar aquellas palabras que, de buenas a primeras, nos resultan similares y observar los matices y diferencias que se producen de una lengua u otra.
  • Sabiendo el significado de la palabra en la lengua de partida, nos resultará más sencillo hallar un equivalente en la lengua meta.

Visto así, estar en posesión de un diccionario monolingüe, como poco, resulta algo indispensable si queremos dedicarnos a la traducción. A continuación, enumeraré una lista de diversos diccionarios monolingües en español que considero vitales a la hora de tener que hacer frente a un texto.

Diccionarios monolingües en español

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) es el diccionario canónico de la lengua española. Nos será muy útil cuando queramos encontrar el significado de una palabra ya que, además, nos proporcionará información acerca de la zona regional donde ésta se suele emplear y de si se trata de un arcaísmo o de un término que ha caído en desuso. Asimismo, al final de la entrada aparecen las diferentes colocaciones que podemos articular con dicha palabra. Por ejemplo, si buscamos ojo en el DRAE, debajo de las acepciones encontramos algo así:

ojo

Por otra parte, la RAE también pone a nuestro alcance el Diccionario panhispánico de dudas (DPD). Se trata de un diccionario de consulta en lo que concierne a la norma culta actual, que «da respuesta, desde el punto de vista de la norma culta actual, a las dudas lingüísticas más habituales (ortográficas, léxicas y gramaticales) que plantea el uso del español». Por ejemplo, si buscamos la palabra ojo en el DPD nos aparecerá esto:

ojodpd

Para consultas de este tipo, también podemos recurrir a la Fundación del Español Urgente (FUNDÉU). Se trata de una fundación, asesorada por miembros de la Real Academia Española, en cuyo sitio web se publican entradas acerca del uso correcto de la lengua que hacen especial hincapié a neologismos, préstamos,  etc. Si no logramos solventar nuestra duda, siempre podemos consultarla rellenando el siguiente formulario:

fundeu

El diccionario REDES es una herramienta muy útil (o, mejor dicho, indispensable) si queremos saber cómo combinar palabras en español. En esta obra, publicada por la editorial SM, Ignacio del Bosque nos ayuda a elegir las palabras más adecuadas para cada contexto y, por lo tanto, aprendemos a situarlas en éste y a expresarnos con más precisión. Por ejemplo, si buscamos el término hablar en el diccionario, nos aparecerá toda esta lista de posibles combinaciones:

redesIncreíble, ¿verdad? Desafortunadamente, REDES de momento no ofrece una versión en línea, pero puedes adquirirlo aquí.

Por otra parte, si lo que nos interesa es el uso del registro coloquial (o argot) del español, disponemos de algunos recursos en línea que nos facilitan la comprensión de aquellas palabras que escuchamos en la calle o en los medios cuyo significado no tenemos del todo claro. Uno de estos recursos es el glosario Coloquialmente, donde nos encontramos con la definición de palabras actuales como machirulo o bocachancla. Asimismo, también disponemos del sitio web Jergas de habla hispana, donde podemos consultar el uso coloquial que se hace de una palabra en las diferentes regiones de habla hispana.

Y, hasta aquí, el post de hoy. Espero que te haya resultado útil y, si se te ocurre algún recurso monolingüe que consideres imprescindible a la hora de enfrentarte a una traducción, siempre puedes dejar un comentario en esta entrada. ¡Hasta la próxima!

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s